Main menu

foto

 La disciplina que vincula el Club y nuestros sueños

En términos generales, la psicología como disciplina tiene una historia joven en la Argentina, con muchos reveses como significo la dictadura militar y la falta de unificación entre los colegas para generar colegios profesionales con posiciones fuertes, como siempre, el punto débil esta ciencia en nuestro país.

Hablar de psicología deportiva es una tarea muy difícil, ya que de por sí, no se trata nada más que de teorías de la mente aplicada al alto rendimiento, también tiene connotaciones fisiológicas, neurológicas, médicas y de educación física. Al nacer de su hermana mayor, la psicología laboral, comparte algunas de las debilidades iniciales de esta: su iniciación no fue en contexto de laboratorio o experimentación como otras ramas de la ciencia como por ejemplo la psicología experimental, la teoría gestáltica, la sistémica, la psicología jurídica o clínica. No, nace de acceder al campo, de la conciencia y de la necesidad que surgen al intervenir con las problemáticas más diversas. En el caso que nos ocupa, con un agravante: la psicología laboral de la cual había nacido eventualmente fue llevada a las situaciones de laboratorio, y consta con una identidad bien marcada, imposible de reemplazar por otras disciplinas, pero no fue el caso de la psicología del deporte.  En este momento es donde tenemos que hacer un recorte diferencial, entre el panorama mundial y el nacional. En otros países, tales como EEUU, España y Cuba se comenzó a llevar las teorías de los autores a situaciones controladas que permitieron hacer deducciones y predicciones para ser aplicadas en el campo del deporte. Eso no paso en Argentina aún.

No es un misterio que nuestro país tiene un pobre historial en lo que se refiere al apoyo a la comunidad científica nacional, por ende, también la psicología del deporte fue afectada.

En este contexto, aun con la formación constante de los profesionales (muchas veces con estudios en el exterior) no ha calado muy hondo él PORQUE y el PARAQUE de la psicología del deporte. Como suele pasar en muchas áreas de nuestro país, al carecer de visión estratégica, se reconoce el valor de algo por su ausencia.

El ejemplo más claro es el desempeño de la Selección Nacional de Futbol en este mundial de Rusia, donde el periodismo y gente cercana al equipo empezó a enfatizar la importancia y la necesidad de un psicólogo deportivo en un conjunto que, en papel, debería estar capacitado para un desempeño mayor al que se ha visto.

Nosotros, desde Overtime, enfatizamos desde nuestra concepción una noción que hoy en día a vistas de los resultados, es más fácil de ver: La Psicología Organizacional Deportiva.

¿Se puede separar una organización de los resultados deportivos? Nuestra propuesta indica que uno es resultado del otro.

El Campeón empezó su recorrido al podio desde mucho antes de la competición.

Por eso, la necesidad de vincular dos disciplinas de la psicología que interactúan y se benefician mutuamente, la Psicología Organizacional (con perspectiva Estratégica, trabaja con las dirigencias, los cuerpos técnicos y el staff) y la Psicología Deportiva (de enfoque táctico, vinculado al alto rendimiento en la competición).

En la cancha se ve sencillamente, el resultado de lo que durante meses se viene preparando, y cada inconsistencia en la comunicación, en los vínculos, en los desacuerdos y en los códigos invisibles afecta este resultado. Problemas de pujas internas de poder, desarraigo, inestabilidad emocional y episodios traumáticos, son síntomas comunes de organizaciones que no encuentran respuestas con sus maneras habituales. Ahí es donde la figura del Psicólogo Organizacional Deportivo toma relevancia, como consultor o como miembro del club.

La amplitud de esta disciplina incluye más que el deporte profesional: también el vínculo de las jóvenes promesas al mundo profesional, el desempeño amateur olímpico, las familias que facilitan y a veces obstaculizan los caminos y las relaciones de los jugadores con el club en sí, el Psicólogo Organizacional Deportivo está ahí donde se toma una decisión trivial o crucial para el futuro del joven, del veterano, del dirigente, del director técnico y del miembro del staff.

Nuestra incorporación en el ámbito del deporte nacional dependerá de la conciencia estratégica de las personas que toman decisiones, de entender que esta disciplina científica ya existe en el mundo y sigue generando resultados extraordinarios, no solo en resultados deportivos, sino también en la realización de todos aquellos que están vinculados a la gran familia llamada Deporte.


Podcasts

Lista de Correo

Somos Deporte